FibreGuard

FibreGuard

TEJIDOS DE FÁCIL LIMPIEZA RESISTENTES A LAS MANCHAS

FibreGuard combina la última tecnología libre de manchas con tejidos para decoración de interiores elegantes y de alta calidad para garantizar tejidos de fácil limpieza, poco mantenimiento y larga duración.

  1. FÁCIL LIMPIEZA
  2. ALTO RENDIMIENTO
  3. DURABILIDAD
  4. RESPETUOSOS CON LOS NIÑOS Y LOS ANIMALES DOMÉSTICOS

¿POR QUÉ FIBREGUARD?

FibreGuard es una etiqueta de calidad de tejidos de confianza, que representa una solución práctica para una vida sencilla sin preocupaciones. La tecnología libre de manchas de FibreGuard le permite disfrutar de su sofá o sillón favorito, con la seguridad de que será capaz de hacer frente a las manchas diarias. Ya sea bolígrafo, café, barro, vino tinto o ketchup, las manchas domésticas habituales se pueden eliminar fácilmente, permitiéndole conservar sus muebles tapizados como si fueran nuevos año tras año.

FibreGuard cuenta con una amplia variedad de tipos, estilos y diseños de tejido, combinando a la perfección tecnología y estilo.

Además, los tejidos FibreGuard son respetuosos con el medio ambiente. Todos los tejidos FibreGuard están avalados por Oekotex, lo que certifica que nuestros tejidos se producen de un modo seguro tanto para el medio ambiente como para los seres humanos; estos tejidos no emiten sustancias químicas nocivas ni acabados.

CÓMO LIMPIAR LOS TEJIDOS DE FIBREGUARD:

Elimine cualquier residuo de mancha que quede con una cucharita.

Aplique agua sobre la mancha y séquela usando papel absorbente blanco (no fregar realizando movimientos circulares). Repita el proceso hasta que el residuo de mancha ya no se vea en el papel absorbente.

Aplique más agua sobre la zona (para manchas persistentes, puede ser necesario usar una pastilla de jabón doméstico normal) y frote suavemente con un paño de microfibra. Realice movimientos circulares para obtener unos mejores resultados. Repita el proceso hasta que la mancha haya desaparecido por completo (si usa jabón, hágalo de forma intermitente).

Deje que el tejido se seque al aire. No aplique calor.